Ya no son como antes (2022) y los mecanismos de la diferencia

Ya no son como antes busca cuestionar el antropocentrismo y discutir el desprecio a la diferencia”. Estas palabras abren la sinopsis oficial de Ya no son como antes (2022), con dramaturgia de Carole de la Rosa y dirección conjunta de María José Jiménez e Irene Respeto. Rescato la frase ahora porque condensan el corazón de esta divertida puesta en escena que es el resultado de la primera iteración del programa Lab Capilla.

Ana (Sandra Corona Loya) y Armando (Jorge Martinoli) son una pareja que, hasta ahora, habían vivido en la cómoda ignorancia que les otorga la pertenencia a los estratos acomodados. La presencia repentina de un ser desconocido, en su departamento, irrumpe su cotidianidad y los llevará a un viaje donde tendrán que reevaluar todo lo que habían tomado por cierto. Paralelamente, seguimos las peripecias de dos laboratoristas (Itzel Díaz y Carole de la Rosa) que, obligadas a trabajar en ese lugar más por necesidad que por convicción, atestiguan que las cosas, efectivamente, no son como se les había intentado vender.

La obra logra entretejer dos historias paralelas con varias viñetas cortas que reflexionan alrededor de temas que son sumamente pertinentes para nuestra sociedad actual, como  son la gentrificación, la migración y desplazamiento, la urbanización del campo, la xenofobia, el racismo (y especismo) y las dinámicas desiguales de poder. La escenografía minimalista contribuye, también, al dinamismo y cohesión temática de la obra, que existe dentro de un vaivén muy refrescante entre el absurdo, la comedia y el drama. Además, el excelente diseño de vestuario para todo el elenco nos deposita en un universo hecho extraño, pero que, conforme avanza la obra, nos obliga a repensar qué tanto, esa realidad, se aleja mucho de la nuestra (no demasiado, que concluí antes de que bajara el telón, para nuestra mala fortuna).

Ya no son como antes, desdibuja las fronteras entre la comedia y la ciencia ficción para invitarnos a reflexionar sobre los diferentes mecanismos que, como sociedad, hemos construido para garantizar la prolongación de un status quo que tiene claro que para conquistar hay que mantener divididos.

La obra se presentará el próximo sábado 16 y domingo 17 de abril a las 12:30 pm en el Teatro La Capilla.

 

Reseñado por: Mayra Nakamura Díaz-Francés