04 Jul 2019

'Aliméntate Sano', programa congruente, innovador y exitoso que hace frente a la obesidad en Chile

Por Claustronomía. 

 

En Latinoamérica la malnutrición tiene dos caras: el hambre y paradójicamente, la obesidad.

El panorama mundial presenta a poblaciones con dietas ricas en calorías, saturadas en grasas y carbohidratos refinados. La ingesta prolongada y desmedida de estos elementos predispone al sobrepeso, obesidad así como padecimientos crónicos asociados a éstas: diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Más del 56% de latinoamericanos padece obesidad [1], siendo México, Chile, Canadá y Estados Unidos los países que encabezan la lista con aproximadamente el 70% de su población adulta en esta condición [2].

Para frenar esta situación, México optó en 2014 por el incremento de impuestos en la comida chatarra [3]. La estrategia no ha sido exitosa y lo único que ha conseguido, es reajustar el gasto familiar para poder adquirir versiones más económicas de los productos que los usuarios acostumbraban comprar [4].

En el caso de Chile, la problemática se ha abordado más allá. A diferencia de México, el país sudamericano ha entendido a la obesidad como un fenómeno integral que requiere de políticas claras por parte del gobierno, la academia, la industria y la sociedad.

En este contexto apareció en 2010 Aliméntante Sano, un programa dirigido a jóvenes y adultos que fomenta la dieta mediterránea (adaptada a las condiciones socioculturales chilenas), la actividad física y el bienestar psicológico. Lo verdaderamente innovador de esta herramienta es que utiliza una plataforma digital (www.alimentatesano.cl) para la educación y promoción de los estilos de vida saludable, así como la autoevaluación y seguimiento de manera individual y privada, reforzando el desarrollo de recursos psicosociales positivos para poder generar cambios de conducta y generar una vida más saludable:

Nos ha interesado el estudio de la relación entre el bienestar y la salud porque la evidencia internacional -así como datos propios obtenidos a través del programa Aliméntate Sano- indican que un mayor grado de bienestar psicológico y el desarrollo de instrumentos positivos (relaciones interpersonales adecuadas, autoeficacia, optimismo, afectividad positiva, etc.) se asocian a estilos de vida más saludable, disminuyendo el riesgo y prevalencia de enfermedades crónicas.

Por lo tanto y como complemento a la entrega de información y educación sobre un estilo de vida saludable, creemos que la promoción de mayor bienestar psicológico puede facilitar los cambios de hábitos que son claves para la promoción de una mayor salud en la población.

Señaló en una entrevista al Claustro uno de los coordinadores de este proyecto, el doctor Attilio Rigotti, profesor titular del Departamento de Nutrición, Diabetes y Metabolismo de la Escuela de Medicina y director del Centro de Nutrición Molecular y Enfermedades Crónicas en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

El doctor Rigotti, añade que esta iniciativa ha tenido una buena respuesta por parte de los chilenos: los usuarios de Aliméntate Sano que han visitado y utilizado periódicamente el sitio web del programa, han mejorado significativamente su alimentación, aumentando el consumo de verduras, frutas, leguminosas, pescados y aceite de oliva. En contra parte, han disminuido el de carnes rojas, grasas, alimentos procesados y ricos en azúcar.

Pero haber optado por una web no cuestión de moda. La elección de una plataforma digital se basó en el creciente acceso de la población chilena a internet como instrumento de información y comunicación. Esta pauta se ha fortalecido con publicidad, conferencias de prensa y entrevistas, medios tradicionales (televisión, prensa escrita y radio), así como el uso de redes sociales (Facebook y Twitter) para llegar al segmento menor de 20 años.

En materia alimentaria, Chile tiene un camino trazado con objetivos y estrategias bien definidas para hacer frente a los desafíos de Aliméntate Sano: obtener financiamiento, mantener a su público cautivo y lograr una mayor cobertura a nivel nacional.

 

1.Moloney, Anastasia, Chris Arsenault, “Latina tras éxito en lucha contra el hambre”, Reuter México, publicada el 13 de febrero de 2015, en <http://mx.reuters.com/article/topNews/idMXL1N0VN0HQ20150213?sp=true>.

2.“Un 70% de los adultos en México, Chile, Canadá y Estados Unidos padece obesidad, según OPS”, Centro de Noticias ONU, publicada el 24 de febrero de 2015, en <http://www.un.org/spanish/News/story.asp?NewsID=31741>.

3.Luna, Carmen, “Comida ‘chatarra’ sobrevive a impuestos de Hacienda”, CNN Expansión, publicada el 4 de marzo de 2015, en <http://www.cnnexpansion.com/economia/2015/03/03/comida-chatarra-sobrevive-a-impuestos-de-hacienda>.

4.Hernández, Ricardo, Verónica Cruz, “Ni con impuestos, baja obesidad: nutriólogos”, Milenio, publicada el 3 de noviembre de 2014, en <http://www.milenio.com/region/obesidad_Tamaulipas-alza_de_impuestos_no_acaba_obesidad_0_402559792.html>.

 

Read 2220 times Last modified on Jueves, 04 Julio 2019 18:06
(0 votes)
© 2019 Universidad del Claustro de Sor Juana