01 Jun 2020

Food porn: la liberación después de la restricción

De dónde viene el amor-odio hacia las “comidas gordas”

Por Ana Acevedo

 

Entre el gym y el ñam, ¿cómo terminarás la cuarentena, fit o fat? Durante este tiempo de confinamiento hemos tenido un constante, y contradictorio, bombardeo de ideologías. Entre fotos de cuerpos delgados, fuertes y magros encontramos videos tutoriales para cocinar deliciosos macarrones con queso y tocino, pan rústico con masa madre o los más deliciosos postres. Los chistes sobre subir de peso están a la orden del día; pero ¿será realmente que estamos aumentando de manera malsana nuestro índice de masa corporal o simplemente sentimos culpa por comer fuera de dieta?

En 2007 se publicó un artículo que reportó un metaanálisis -un análisis de diferentes estudios realizados en el mismo tema- sobre cómo los estándares de belleza occidentales asociados con la delgadez afectaban socioculturalmente a hombre y mujeres. En él, se concluyó que, siendo las mujeres más afectadas que los hombres, los estándares de delgadez han generado una asociación entre cuerpos flacos y el éxito profesional y romántico. Es decir, las mujeres influenciadas por estándares de belleza occidentales tienden a tener un continuo deseo por adelgazar sin importar si su cuerpo ya es o no delgado. Esto genera una inconformidad continua con el peso y la figura personal.

Según un estudio publicado en la Revista Médica de Chile, las personas que constantemente se someten a dietas para bajar de peso, en situaciones de estrés, tienden a sobrealimentarse; lo contrario que los individuos con dietas sin restricciones, quienes usualmente disminuyen su ingesta de alimentos al experimentar “emociones negativas”. Extrapolando un poco los resultados de este estudio, ¿serán las comidas “sobrealimentadoras” una tendencia que responde al discurso social dietista?

Tasty publicó una receta de “Pastel de vainilla en fritura profunda”; Bacon Bar MX subió una fotografía de “pan francés empanizado con Fruity Pebbles y relleno de tocino, Nutella, plátano y miel de maple”; la última publicación de Hot Mamma´s Chiken MX es una torre de hamburguesas compuesta por seis panes, tres carnes y montones de queso fundido. ¿Es acaso nuestra adicción al food porn -no solo a verlo sino también a comerlo- un escape al ineludible y restrictivo discurso dietético?

La antropología considera a los discursos en sí mismos como prácticas sociales, es decir, no necesariamente un sujeto tiene que vivir una dieta baja en calorías para sentirse presionado por los discursos alimentarios restrictivos. Es cierto que, sobre todo en México, debemos cuidar los hábitos alimentarios para mantener un cuerpo saludable; no obstante, ahora más que nunca, es necesario atender también a la salud mental. Las restricciones estresan mientras que el balance enriquece.

 

·         Para leer más sobre el impacto sociocultural según los estándares de delgadez, visita:

C alogero, R.M., Boroughs, M., & Thompson, J.K. (2007). The impact of Western beauty ideals

on the lives of women and men: A sociocultural perspective. In V.Swami & A.Furnham (Eds.),

Body beautiful: Evolutionary and sociocultural perspectives (pp. 259-298). New York: Palgrave

Macmillan.

alogero, R.M., Boroughs, M., & Thompson, J.K. (2007). The impact of Western beauty ideals

on the lives of women and men: A sociocultural perspective. In V.Swami & A.Furnham (Eds.),

Body beautiful: Evolutionary and sociocultural perspectives (pp. 259-298). New York: Palgrave

Macmillan.

Calogero, R.M., Boroughs, M., & Thompson, J.K. (2007). The impact of Western beauty ideals on the lives of women and men: A sociocultural perspective. In V.Swami & A.Furnham (Eds.), Body beautiful: Evolutionary and sociocultural perspectives (pp. 259-298). New York: Palgrave Macmillan. En Research Gate. Recuperado de: https://www.researchgate.net/publication/234119371_The_impact_of_Western_beauty_ideals_on_the_lives_of_women_and_men_A_sociocultural_perspective

·         Si te interesa indagar más en cuanto a los dietistas constantes y la sobrealimentación, lee el siguiente artículo:

Silva, J. (octubre 2008). Restricción alimentaria y sobrealimentación: Un modelo de la neurociencia afectiva. Revista Médica de Chile. Vol. 136 (No. 10). Pp. 1336-1342. En Scielo. Recuperado de: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-98872008001000016

·         Esta página te explicará un poco más sobre los discursos como prácticas sociales:

García Noyola, F. I. (Julio-diciembre 2016). EL ANÁLISIS DEL DISCURSO COMO PRÁCTICA SOCIAL. Glosa Revista de Divulgación Universidad del Centro de México. Año 4 (No. 7). Recuperado de: https://static1.squarespace.com/static/53b1eff6e4b0e8a9f63530d6/t/59656cd0e4fcb5c24547e53c/1499819218418/Garcia+Noyola+art.pdf

Read 3095 times
(0 votes)
© 2019 Universidad del Claustro de Sor Juana