03 Mar 2020

Té verde: el origen de un nuevo mundo.

Historia del té verde y algunos datos básicos.

Llegamos a la parte final del recorrido que inició con el artículo “Datos básicos sobre el té y algunas razones por las que México debería consumir más de esta bebida”, ya hablamos previamente sobre las otras cuatro variedades (té Pu erh, té oolong, té negro y té blanco). Es momento de culminar con la que, posiblemente, es la más conocida en México y que de hecho fue la primera en la historia: la del té verde.  

Existe más de una leyenda sobre el surgimiento del té, pero contaremos la versión de china, finalmente es el país que aportó esta bebida al mundo:

Un día en el año 2737 a.C el emperador Shen Nong, que además es considerado el padre de la agricultura y la medicina en la cultura china, se encontraba hirviendo un poco de agua, cuando las hojas de un arbusto de té cayeron en el caldero y le dieron al agua una tonalidad dorada, ante esto el emperador exclamó: “Lo que el cielo envía trae armonía a nuestra alma” (Lombardi Gabriella, 2017, p17). La bebida le pareció tan reconfortante que comenzó a tomarla con frecuencia. Aunque no hay escritos sobre tal hecho, los estudiosos al respecto coinciden en que esta bebida se comenzó a consumir durante esa época, es decir hace aproximadamente 5000 años (Medina Olivia, 2016, p.15).

Al principio, el té verde se consumió como medicina, pero con el paso del tiempo fue convirtiéndose en una bebida popular por sus efectos positivos en la vida cotidiana, y para la dinastía Tang (618-906 d.C) ya se bebía solo por gusto. A partir de ese momento, se convertiría en la bebida más importante de la cultura china y una de las más importantes de la historia. Además, surgió una nueva profesión, la de los maestros de té, lo que a su vez posibilitó el surgimiento del primer libro de la historia sobre este tema, el “Ch´a Chang” de Lu Yu, hijo adoptivo de un monje budista.  

Es de destacar que durante 3700 años no existió más variedad que la del té verde, y por supuesto tantos años de preparar la misma, generó que los chinos se volvieran especialistas en ésta, tanto que hoy en día producen más de ¡2000 tipos de té verde!

Además de China, Japón es el otro país que se caracteriza por su elaboración y consumo de tés verdes, pero no ofrece tanta variedad de éstos y su producción es tan limitada que incluso no satisface la demanda interna, teniendo que importar tés de China, Vietnam o Indonesia. A pesar de ello, los que produce Japón son de una calidad excepcional.

En México uno de los tés verdes más famosos es originario de este último país, nos referimos al matcha. Mismo que se elabora a partir de la molienda de las hojas de un té llamado tencha, y que, aunque surgió como bebida ceremonial para los monjes budistas y la realeza, hoy además se utiliza en infinidad de postres y otros productos.

El matcha es considerado una bebida saludable, ya que, al consumir las hojas, y no solo el resultado de su infusión, se obtienen en mayor medida todos los beneficios que se le atribuyen a los tés verdes:

·         Propiedades antioxidantes.

·         Auxiliar en la capacidad de aprendizaje.

·         Energizante.

·         Auxiliar en la quema de calorías.

·         Auxiliar en la capacidad de concentración. De hecho, los estudiantes japoneses tienen la costumbre de beberlo en época de exámenes, así como los monjes budistas durante las horas de meditación.

Como conclusión, queremos decir que el té verde fue el inicio de una interesante historia y es una bebida que ha acompañado al ser humano durante miles de años. Por algo ha logrado llegar a todas partes del mundo y quedarse. Deben saber que, solo después del agua, el té es la bebida que más se consume a nivel mundial.

 

Bibliografía:

·         Cheadle Louise y Nick Kilby. (2016). El libro del té. España: Blume.

·         Lombardi Gabriella. (2017). Sommelier de tés. Polonia: Degustis.

Medina Olivia. (2016). El fascinante mundo del té. México: Editorial Porrúa.

Read 3016 times Last modified on Martes, 03 Marzo 2020 16:38
(1 Vote)
© 2019 Universidad del Claustro de Sor Juana