28 May 2020

La comida en las animaciones clásicas de Disney

¿Cómo ha evolucionado el significado de lo alimentario a través del siglo pasado en las películas de Disney?

Por Ana Acevedo

 

Las películas de Disney y Disney-Pixar han sido por generaciones fuente de mágico entretenimiento y dulces recuerdos. El arraigo a los personajes y a las historias ha sido tal que el fan art alcanzó nuevos límites: la cocina. Así es, recientemente, en publicaciones de Facebook, YouTube y TikTok se han compartido recetas que replican los alimentos que aparecen en las películas clásicas de Disney. En Claustronomía, te invitamos a hacer un breve y nostálgico recorrido historiográfico para observar cómo ha cambiado la percepción de lo alimentario a lo largo del siglo pasado, utilizando, claro, las películas más clásicas de Disney

Hasta donde sabemos, el primer largometraje animado, no solo de Disney sino de la historia, fue Blancanieves y los siete enanos, estrenada en 1937. La comida es presentada en esta película como una labor doméstica más atribuida al ámbito femenino. Muestra un cuadro muy tradicional en el que los hombres salen a trabajar, mientras que la mujer se queda en casa. El puchero y el pai que Blancanieves cocina para los enanos son dos alimentos que simbolizan el confort y la calidez del hogar. 

La cenicienta, de 1950, mantiene el mismo tono que limita a lo culinario a la atención del hogar, a la vida privada y a lo femenino. Esta constante no solo responde a la época histórica en la que se realizaron las películas, sino también al carácter tradicional de las historias narradas. No obstante, en 1955 llega un sutil cambio que enriquece el panorama de la percepción de lo culinario con La dama y el vagabundo

Golfo y Reina, los caninos protagonistas de este largometraje, en su primera cita acuden a un restaurante italiano. Lugar donde ocurre la icónica escena en la cual distraídamente ambos perros comen el mismo hilo de pasta, chocando accidentalmente sus cabezas. Aquí es importante notar dos detalles: ambos cocineros en el restaurante son varones, es decir, lo culinario en la esfera pública es competencia de lo masculino; al mismo tiempo, a pesar de que la película está situada en Estados Unidos, la cocina europea se presenta como hegemónica, pues es garantía de una buena comida. 

Cuatro años después, en 1959, llega a la pantalla grande La bella durmiente. La princesa Aurora es criada por tres hadas quienes, en un intento de educarla de la manera más normal posible, prescinden de sus poderes mágicos. Cuando Aurora cumple 16 años, las tres hadas se esfuerzan por sorprenderla con un vestido y un pastel hechos por ellas mismas; los cuales, resultan un completo desastre. En esta escena es importante resaltar que “sin magia” ellas no saben cocinar, aun siguiendo las instrucciones de un recetario. Es como si dijeran: “¡hey!, se espera que por ser mujer yo cocine, pero los saberes culinarios no son inherentes a lo femenino”. Un grito muy ad hoc con la liberación femenina posguerra. 

Más adelante, hay una serie de películas que, una vez más, nos recuerdan de la hegemonía gastronómica europea, pero esta vez con un toque de ligereza. Entre 1960 y 1970, hubo en Francia un movimiento revolucionario para modernizar a la cocina; las salsas espesas, las comidas hipercalóricas y la rigidez de una tradición pseudomilitarizada; se desecharon para integrar alimentos frescos, preparaciones ligeras y la reinvención de la presentación en el plato. Este movimiento, conocido como Nouvelle Cuisine, tuvo un impacto internacional que reiteró a la cocina francesa como sinónimo de sofisticación. Los aristogatos, en 1970, La sirenita, en 1989, y Aladdín, en 1992, son claros ejemplos de ello. 

Edgar, el mayordomo encargado de cuidar de los Aristogatos, les prepara una leche ligeramente condimentada, la cual llama “Crème de la crème à la Edgar”, haciendo alusión a la cocina francesa. Luego, en La sirenita, cuando Ariel se convierte en humano, el cocinero del palacio también es francés. Para él, la presentación de los platillos es de suma importancia y lo hace utilizando verduras frescas como la lechuga. En cuanto a Aladdín, en la canción Un amigo fiel, cuando el genio de la lámpara le ofrece a Aladdín todos los lujos que pueda desear, se los presenta en un servicio francés, vestido en un elegante un smoking negro y presentando platillos individuales. 

Para finales del siglo XX, ya que los estudios postcoloniales y los estudios de etnicidad estaban en boca de todos, la alimentación en las películas de Disney se volvieron una fuente de identidad étnica. Pongamos por ejemplo a La bella y la bestia (1991), la cual, a pesar de abordar a la cocina francesa por tratarse de un cuento francés, en la canción Nuestro huésped no elogia precisamente a la ligereza de la Nouvelle Cuisine; por el contrario, hace referencia a la tradición del país por lo gourmet, el buen comer y los banquetes servidos en tiempos. 

Por otro lado, podemos ver a personajes pertenecientes a grupos étnicos como Pocahontas (1995) o Mulán (1998) en donde la alimentación es un símbolo de identidad y contextualización territorial. Pocahontas le presenta a John Smith al maíz como el material más valioso que da la tierra; mientras que Mulán continuamente aparece comiendo platillos con arroz (al estudiar antes de visitar a la casamentera, cuando cena con su familia, en el campamento militar y antes de marcharse a entrenar). Ambos ejemplos denotan la importancia del grano base para sus respectivas culturas. 

Comer es una parte esencial de todas las culturas; no obstante, el significado que se le da al hecho alimentario es siempre cambiante. El siglo pasado fue caracterizado por la acelerada evolución de su tecnológica, sociedad e ideologías; por ello no es de extrañar que tan solo en 100 años se transformara tanto el campo culinario. Esperamos que hayas disfrutado este breve recorrido, recordando con nostalgia escenas y personajes, al tiempo que descubres nuevos matices que, tal vez, antes no habías notado. 

• Revive algunas de estas escenas en los siguientes links:

Blancanieves y los siete enanos: https://www.youtube.com/watch?v=uIbEr_I6qy8

La Dama y el Vagabundo: https://www.youtube.com/watch?v=kgKWlv6W_JQ

La Bella Durmiente: https://www.youtube.com/watch?v=qoVcowKISAY

Los Aristogatos: https://www.youtube.com/watch?v=dzf3e5GGzT4

La sirenita: https://www.youtube.com/watch?v=WxYAL7YOnUU

La Bella y la Bestia: https://www.youtube.com/watch?v=Uxkfst0gQmg

Aladdín: https://www.youtube.com/watch?v=qe323WmbxsY

• Para más información puedes visitar los siguientes sitios: 

Gutierrez de Alva, C. (2012). Historia de la gastronomía. Red Tercer Milenio. México. Recuperado de: 

http://www.aliat.org.mx/BibliotecasDigitales/economico_administrativo/Historia_de_la_gastronomia.pdf 

Myhrvold, N. (sin fecha). Nouvelle Cuisine. Enciclopedia Británica. Recuperado de: https://www.britannica.com/topic/nouvelle-cuisine/Impact 

 

Read 3914 times Last modified on Viernes, 05 Junio 2020 21:29
(1 Vote)
© 2019 Universidad del Claustro de Sor Juana