25 May 2020

El recetario de Julia Child, un salvavidas durante la cuarentena

Razones por las cuales hacer de “El arte de la cocina francesa” un elemento de nuestra cocina durante el confinamiento.

Por Zuleyma Cruz Rodríguez 

Es posible que a estas alturas de la cuarentena se hayan comenzado a agotar las ideas en lo referente al desayuno, la comida o la cena, sin embargo, en esta ocasión queremos hablar del recetario “El arte de la cocina francesa”, como una excelente opción para sorprender a nuestros comensales en casa y crear delicias que nos ayuden a olvidar, por un momento, la nueva realidad que quizá nos ha alejado recientemente de la zona de confort, pero que nos ha acercado a nuevas posibilidades.  

¿Nuevas posibilidades?

Sí, y una de ellas es ir a un restaurante francés sin pasar por alto la petición “Quédate en casa”. Y es que Julia Child lo hizo viable gracias a dicha obra que creó en colaboración con Louisette Bertholle y Simone Beck, dos excelentes cocineras junto con las que recorrió un largo camino de exquisiteces francesas perfeccionando sus propias técnicas, a tal grado que sus recetarios siguen siendo una referencia sobre la cocina francesa, a casi 60 años de haberse impreso por primera vez el primero.

Una de las claves de este hecho, es que logró plasmar las recetas de forma sencilla y accesible en cuestión de ingredientes y un tanto de costos, pues su objetivo fue llevar las técnicas de dicha cocina a las mesas de los estadounidenses, sus connacionales.

“El arte de la cocina francesa es exactamente lo que dice el título. Pretende conseguir preparar una comida realmente fantástica, que sepa bien, tenga un aspecto inmejorable y constituya una delicia para el paladar. Esto no tiene porqué ser cocina de fantasía, si bien puede ser tan elaborada como uno quiera” (Child Julia, 2016, p.25).

Gracias a que el libro se tradujo al español (lo que tardó alrededor de 50 años), en nuestro país también ya podemos conseguir este maravilloso recetario para lograr salir de nuestros hogares por medio del sabor.

Es verdad que parte de las recetas piden vino blanco o nata para montar, por ejemplo, ingredientes que los mexicanos no tenemos habitualmente en casa, sin embargo, quienes sigan nuestra recomendación podrán encontrar muchas otras recetas que no solicitan ingredientes fuera de lo habitual y con los cuales es posible crear nuevas experiencias.

Pasen página sin olvidar que esta obra reúne los elementos clave de la gran cocina de Occidente, desprovista de terminología críptica y mínima concesión a la impostura. No encontrarán mejor antídoto para la prisa que echar una tranquila mirada atrás en estas páginas […] el chef de chaqueta almidonada reconocerá sus fuentes, y el cocinero aficionado descubrirá todo un universo (De Jorge E. David, Berasategui Martín, 2016 en El Arte de la cocina francesa, p.17).

 

Fuentes bibliográficas:

·         Child Julia, Bertholle Louisette y Beck Simone. (2016). El Arte de la cocina francesa. España: Debate.

·         Villegas Almudena. (2015). Grandes maestros de la historia de la gastronomía. España: Almuzara.

Read 1492 times
(0 votes)
© 2019 Universidad del Claustro de Sor Juana