03 Jul 2019

Año nuevo chino, tradición cósmica en la mesa

Aurora Yee Salas.

Gastrónoma.

 

 

 

Como varias festividades alrededor del mundo, el Año Nuevo Chino refleja la estrecha relación entre la cultura y la alimentación. Este festejo es el más grande de China.

 

También llamado Año Nuevo Lunar o Fiesta de la Primavera, su celebración comienza en el primer día de luna nueva y termina dos semanas después con la luna llena. Cada nuevo ciclo está regido por uno de los doce animales que conforman el zodiaco chino.

 

El orden de los signos zodiacales chinos fue determinado por Buda. La tradición estriba en un llamado mesiánico; previendo que abandonaría su cuerpo terrenal, Buda decidió reunir a todos los animales para dejar testimonio de su última voluntad. El orden con el que fueron llegando marcó la sucesión de su paso y cada uno encierra un símbolo: primero fue la rata y luego le siguieron el buey, el tigre, el conejo, el dragón, la serpiente, el caballo, la cabra, el mono, el gallo, el perro y el cerdo.

 

Uno de los elementos que ilustran las variantes de esta fiesta mundial, es descrita por Wei Lee en el libro Cooking up a lucky start to Lunar New Year. Lee relata las celebraciones de las comunidades chinas, donde la alegría fervorosa acompaña las danzas del dragón y del león.

 

Lee apunta que esta celebración cósmica está ligada a una serie de supersticiones que requieren de cierta espiritualidad para recibir el año nuevo con buenaventura. Algunos ritos que acompañan la celebración constan de construir ámbitos de introspección y orden: limpiar la casa para recibir bendiciones, guardar los cuchillos para que la suerte no sea hendida, o “colgar pergaminos en la cocina con la palabra ‘lleno’ para que nunca falte comida”.

 

Tratándose de los alimentos, el motivo primordial es compartir. Cada plato es simbólico para internarse en el mundo íntimo que refleja estabilidad y armonía. Al congregarse, las familias buscan establecer el sentido de renovación y tradición a través de los platos chinos. Así, las proteínas que se consumen están asociadas a la fortuna que depara el año. Comer pescado entero es símbolo de prosperidad; camarones, abundancia; pollo, riqueza.

 

Los tallarines no pueden faltar si se desea tener una larga vida; son tan famosos que se ha vuelto un arte cocinar fideos.

 

Las frutas son grandes alimentos dentro del festín: manzanas, naranjas y mandarinas; todas ellas relacionadas a los buenos deseos. Mientras que los Rollos primavera, hacen alusión a la pronta llegada de la estación y a la festividad misma que les otorgó el nombre.

 

Los dumplings son una delicia tradicional que no puede faltar; descritos en un antiguo poema chino como

 

Suaves como la seda sin torcer en primavera, / blanca como la seda de otoño, / cocida justo a tiempo.

 

En su libro Wei Lee destaca que dentro de uno de los dumplings se encuentra una moneda oculta. Este dumplings especial traerá felicidad y buena suerte para la familia; un ejemplo del valor cultural y creatividad tradicional en alimentos y celebraciones ancestrales.

 

El simbolismo al interior de los alimentos de esta bella tradición convive con nosotros y su importancia nos invita con un gesto universal para compartir buenos deseos con los nuestros.

 

¡Guò Nián Hǎo! (¡Feliz año nuevo!).

 

PARA SABER MÁS.

Lee, Wei, Cooking up a lucky start to Lunar New Year, Maclean's, Vol. 121 (Issue 49/50), Holiday supplement, 2008, p. 107.

 

China Family Adventure, El festín de Año Nuevo, en <www.china-family-adventure.com/es-celebra-ano-nuevo-chino.html#banquet>.

 

McGee, Harold, La Cocina y los Alimentos, Debate, séptima edición, España, 2013.

 

Shu Xi, “Oda al bíng”, ca. 300, (según la versión inglesa de Antony Shugaar) en McGee, Harold, La Cocina y los Alimentos, Debate, séptima edición, España, 2013.

 

CÍTANOS.

Yee Salas, Aurora, “Año Nuevo Chino, tradición cósmica en la mesa”, Claustronomía. Revista gastronómica digital, Universidad del Claustro de Sor Juana, Ciudad de México, 2017, <http://www.claustronomia.mx>.

 

 

 

 


Notice: Undefined property: stdClass::$numOfvotes in /var/www/html/claustronomia/templates/ux_lifeblog/html/com_k2/default/item.php on line 294
© 2019 Universidad del Claustro de Sor Juana