20 Nov 2016

Amor por la nutrición

Gisela Núñez Fritsche es licenciada en Nutrición y tiene más de 30 años de experiencia. Hace menos de un año, en octubre de 2017, empezó a trabajar en el asilo Fundación para Ancianos Concepción Béistegui, IAP. Su amabilidad e ímpetu por ayudar a las personas de la tercera edad ha dejado huella de lo que ella es y hace en este sitio.

No planeó llegar al asilo, pero el destino lo puso en el camino. Desde pequeña ha convivido con personas de la tercera edad y a sus 50 años encuentra a este grupo que en su opinión está olvidado por los más jóvenes, como una pasión.

Pero su labor no es sencilla. Gisela prepara un menú semanal y mensual con cinco tiempos diferentes: desayuno, comida, cena y dos colaciones; debe cuidar que entre ellos no se repitan platillos para que las personas que residen en el asilo no se aburran de tener que comer lo mismo.

Además de esta suerte de combinaciones, la nutrióloga idea menús específicos para los residentes que necesitan otro tipo de dieta, por ejemplo, si tienen diarrea la dieta debe ser astringente;  si es estreñimiento, alta en fibra;  si hay divertículos también se recurre a la fibra; sin mencionar las dietas más comunes: líquidas, blandas y bajas en carbohidratos. El punto es que cada uno de los alimentos ayude a tener una mejor calidad de vida.

Es todo un reto. Gisela cuenta que a las personas que tienen una sonda, ya sea por algún problema gastrointestinal o simplemente porque no quieren comer, se les prepara un tipo de papilla que se les administra por la sonda. La nutrióloga debe contemplar una alimentación naso gástrica que incluya los grupos alimenticios para llevar una dieta equilibrada y nutritiva.

Y aquí viene lo bueno. Los ingredientes que puede llevar esta papilla van de la manzana hervida, el pan, las verduras y el pollo, hasta las nueces y la miel. Después se licua muy bien y se pasa dos veces por un colador para que la sonda no se tape.

Eso sí, tanto en éste como en el resto de los platillos cuida usar pequeñas cantidades de sal y de aceite.

Gisela sabe que su trabajo está dando frutos: las ulceras por presión han disminuido, los residentes han mostrado una mejora en su digestión, se enferman menos, han mantenido su musculatura y lo más importante, las personas están contentas con los menús y el tipo de alimentos que con tanto esmero les preparan.

Pellentesque habitant morbi tristique senectus et netus et malesuada fames ac turpis egestas. Vestibulum tortor quam, feugiat vitae, ultricies eget, tempor sit amet, ante. Donec eu libero sit amet quam egestas semper. Aenean ultricies mi vitae est. Mauris placerat eleifend leo. Quisque sit amet est et sapien ullamcorper pharetra. Vestibulum erat wisi, condimentum sed, commodo vitae, ornare sit amet, wisi. Aenean fermentum, elit eget tincidunt condimentum, eros ipsum rutrum orci, sagittis tempus lacus enim ac dui. Donec non enim in turpis pulvinar facilisis. Ut felis. Praesent dapibus, neque id cursus faucibus, tortor neque egestas augue, eu vulputate magna eros eu erat. Aliquam erat volutpat. Nam dui mi, tincidunt quis, accumsan porttitor, facilisis luctus, metus


Notice: Undefined property: stdClass::$numOfvotes in /var/www/html/claustronomia/templates/ux_lifeblog/html/com_k2/default/item.php on line 294
© 2019 Universidad del Claustro de Sor Juana