Autorretrato en Blanco y Negro

19

Exposición de Gustavo Pérez

19:00 hrs

Celda Contemporánea

Autorretrato en Blanco y Negro

Esta muestra tiene un antecedente: el Autorretrato (2016) que estuvo en el Museo de Antropología de Xalapa. Ahí, la instalación incluyó cerca de 5000 piezas, algo que por razones de logística sería casi imposible presentar en ningún otro lugar. La que presento ahora en el Claustro de Sor Juana está hecha según la misma idea, corregida y aumentada. Corregida en el número de piezas (muchísimo menor), pero también aumentada, ya que muchas de ellas son de mi trabajo más reciente (2017-19).

Otra diferencia importante es que ahora hay solamente piezas en las que combiné un esmalte negro con el color natural de mi barro. Blanco y negro, el máximo contraste, los opuestos, lo cual me parece una posibilidad muy adecuada para mostrar lo que hago, lo que soy, y es por eso que lo llamo Autorretrato.

Una característica de mi trabajo es que lo hago a partir de dos ideas fundamentales. La primera, es el interés por desarrollar de manera sistemática un cierto tema, tratando de profundizar o depurar la forma de una variación a la siguiente. La otra, es que al aparecer una nueva idea que demanda mi atención y se me impone como necesaria, debo abandonar el tema en el que estoy para ir en busca de algo nuevo.

Sé que esto parece contradictorio. Y aunque desde luego lo es, percibo que así trabajo. Unas veces de manera muy consecuente, investigando, y otras, sin saber en absoluto hacia dónde me lleva, como un juego libre y abierto, no premeditado. Pienso que este proceso refleja en su dialéctica mis intereses y mi curiosidad, que cambian con el tiempo, con ideas que aparecen, se desarrollan… y luego se olvidan, o se transforman en otras radicalmente diferentes, que a su vez crecen y conducen a las que siguen. Y que pasan de la geometría más exacta a lo orgánico, de la forma tradicional al extremo de ruptura con ella, de lo utilitario a lo escultórico. En un vaivén permanente. Pero siempre con la certeza de que para poder ver algo nuevo, hay que hacer algo nuevo, como lo dijo Lichtenberg en uno de sus brillantes aforismos.

Las piezas resultantes constituyen entonces una especie de diario, una bitácora, un rastro de por dónde he pasado en mi relación con el barro. Vasijas y esculturas de diferentes etapas y temas, líneas de desarrollo que se derivan unas de otras, se ramifican, entrecruzan, mezclan, y que ocasionalmente se contradicen radicalmente. Y que quisiera creer van evolucionando y creciendo como algo vivo.

GUSTAVO PÉREZ

Gustavo Pérez (1950) estudió ingeniería, matemáticas y filosofía en la UNAM. En el mismo año en el que deja esos estudios en la UNAM (1971), se encuentra con el barro en la Escuela de Diseño y Artesanías de la Ciudadela, en la Ciudad de México. Después de años dedicándose a la cerámica llega a Holanda en 1981.

Este primer viaje a Holanda le abre las puertas de Europa y de sus creadores. Cada vez más se define su estilo de ceramista dibujante, que crea objetos de arte.

Desde 1992 vive y trabaja en su taller en Zoncuantla, Xalapa, Veracruz.

Próximos eventos

20 Jun

El hemisferio olvidado: Muerte súbita

Conferencia de Roberto Ruiz Guadalajara

19:00 hrs

Auditorio Divino Narciso

22 Jun

Clase muestra gratuita

Maestría en planificación y gestión de negocios de alimentos y bebidas

10:30 hrs

Salón 16