Crónicas de tragones: Madame Calderón de la Barca

Por Andrea Vázquez Azpiroz.
Gastrónoma.

 

Una de las herramientas más utilizadas para aprender sobre vida cotidiana y costumbres alimentarias de otras épocas son las crónicas, que describen –aunque siempre de manera subjetiva– el modo de vida de cierto periodo, lugar o grupo social. Uno de los ejemplos más recurrentes es La vida en México [1], de Madame Calderón de la Barca; esta publicación trata sobre la estancia de Madame Calderón de la Barca, o Francis Erskine Inglis, en la Ciudad de México, durante un periodo de dos años, mientras que su esposo Ángel Calderón de la Barca cumplía sus obligaciones como primer embajador plenipotenciario de España en México.

Francis nació en Edimburgo en 1804 y vivió en Escocia hasta los 23 años de edad, cuando se mudó a Boston, donde conoció al futuro embajador. Empezó a escribir La vida en México el día en que inició su viaje de dos semanas desde La Habana hasta Veracruz. Después de una corta estancia en Veracruz, la autora y su esposo viajaron a la Ciudad de México. En este texto podemos encontrar muchísimas referencias a las costumbres alimentarias de la época; obviamente, la mayoría de ellas corresponden a la clase alta. Por ejemplo, este pasaje donde Madame Calderón de la Barca nos relata la abundancia de alimentos y la elegancia en el servicio en la casa del mismísimo Antonio López de Santa Anna:

En attendant, se anunció en almuerzo. La señora de Santa Anna me introdujo al comedor. Colocaron a Calderón a la cabecera, a mí, a su derecha; Santa Anna se sentó en frente de Calderón, y la señora a mi derecha. El almuerzo estuvo magnífico y consistió en una variedad de platos españoles, carne y verduras, pescados y aves, frutas y dulces, todo servido en una porcelana francesa de blanco y oro, con café, vinos, etc. Después del almuerzo, la señora ordenó a un oficial que fuese a traerle su cigarrera, que es de oro, con el picaporte formado por un diamante; me ofreció un cigarro que no acepté, y encendió el suyo, un “cigarro” de papel, y los caballeros siguieron tan buen ejemplo [2].

Francis nos da también una puntual descripción sobre los gritos callejeros de los “pregoneros” que hasta el día de hoy forman parte importante de nuestra vida cotidiana:

Hay en México multitud de gritos callejeros que comienzan al amanecer y no concluyen sino por la noche (…) Al amanecer os despierta el penetrante y lamentable grito del carbonero: «¿Carbón, señor?” (sic), el cual, según la manera como se le pronuncia, suena más bien: “carbónsiú”. Luego, canta el mantequillero: “Mantequilla, ¡mantequilla a real y medio! (sic) -“cocina buena, cocina buena” interrumpe el carnicero con áspera voz. ¿Hay sebo-?o-?o-?o? Esta es la prolongada y melancólica nota de la mujer que compra desperdicios de cocina, y que se para delante de la puerta. En seguida pasa por enfrente la cambista, especie de india comerciante dedicada a los trueques, la cual canta: “¡Tejocotes por venas de chile!” (sic), ofreciendo de esa suerte una fruta pequeña, en cambio de pimientos picantes. Por mí, que se haga.Uno que parece buhonero ambulante entona el agudo tiple del grito indio. Le grita al público, para que le compren agujas, alfileres, dedales, botones de camisa, cintas, bolas de hilo, algodón, espejitos, cuanto hay. Entra a la casa y prestamente le rodean las criadas, jóvenes y viejas, que le ofrecen la décima parte de lo que pide, proposición que acepta después de mucho regateo. Detrás de él aparece otro indio con tentadores canastos llenos de fruta que va enumerando por sus hombres, hasta que la cocinera o el ama de llaves no pueden ya resistir más tiempo y asomando la cabeza por la baranda, le dicen que suba con los plátanos, las naranjas, las granaditas, y el resto de su malotaje. (…) ”Gorditas de horno, calientes!” (sic) Esto suena en un tono afeminado, agudo y penetrante. (…) “¡Pasteles de miel, queso y miel. Requesón y buena miel!” (el requesón es una especie de cuajada dura, que se vende en marquetas de figura de quesos) [3].

Otro gran ejemplo sobre la cultura alimentaria en la vida en México es la siguiente descripción sobre la elaboración del pulque. Madame Calderón de la Barca encontraba repugnante el fermentado de maguey tan preciado desde el México prehispánico.

tejocotes

En el momento en que el indio experimentado se da cuenta de que su maguey se aproxima al periodo de inflorescencia, le abre el corazón, que cubre luego con las hojas laterales de la misma planta, y todo el jugo que serviría para la formación del gran tallo y de la flor, corre por el hueco receptáculo que la incisión forma y en el cual inserta el indio tres veces por día y durante varios meses seguidos, su acocote o calabaza, especie de sifón, y aplicando sus labios en un extremo, saca el líquido por succión: curioso procedimiento, a la verdad.- Primero se llama el líquido aguamiel, y es dulce e inodoro; pero fermenta poco después de haber sido transportado a los cueros o a las vasijas de barro en que se le guarda. Sin embargo, para fomentar la fermentación, se le añade un poco de pulque viejo o madre de pulque, como le llaman, que ha fermentado durante varios días y veinticuatro horas después de haber brotado de la planta, puede el líquido ser bebido en toda su perfección.- Se dice que es la bebida más sana del mundo, y notablemente agradable cuando logra uno vencer la repugnancia inicial, que su olor rancio produce [4].

La vida en México se publicó por primera vez en diciembre de 1842. El texto de Francis, presentado a modo de cartas, no fue muy bien recibido en México, sin embargo, al pasar los años, se convirtió en uno de los clásicos de las crónicas de viajeros. Las descripciones –siempre subjetivas, criticonas e irónicas– de Madame Calderón de la Barca se convirtieron en una herramienta historiográfica para comprender los modos de vida de la clase alta mexicana de la primera mitad del siglo XIX.

  1. Francis presentó La vida en México como una serie de cartas que ella enviaba a sus familiares, que vivían en Boston. María Soledad Arbeláez afirma que, además de cartas, Francis también publicó partes de su diario.
  2. Calderón de la Barca, Madame, La vida en México 1839 – 1842, colección Sepan Cuántos, tomo 74, Porrúa, México D.F., 1967, p. 52.
  3. Ibid, pp. 98 y 99.
  4. Ibid, p. 11.

 

Para saber más.

Calderón de la Barca, Madame La vida en México 1839 – 1842, (Col. Sepan Cuántos…t.74). Editorial Porrúa, México D.F., 1967.
Soledad Arbeláez, María La vida en México. Una breve historia <http://www.estudioshistoricos.inah.gob.mx/revistaHistorias/wp-content/uploads/historias_34_71-88.pdf> (26 de marzo del 2013).


 

Cítanos.

Vázquez Azpiroz, Andrea, “Crónicas de tragones: Madame Calderón de la Barca”, Claustronomía. Revista gastronómica digital, Universidad del Claustro de Sor Juana, México, D.F., 2013, <www.claustronomia.mx>.

Más investigaciones

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Prev Next
5 pasos para ser un restaurante sustentable

5 pasos para ser un restaurante sustentable

Nancy Durán.Gastrónoma.   Hoy en día, los restaurantes están optando por procesos amigables con el medio ambiente. Arthur Potts Dawson en su TedTalk A vision for sustainable restaurants explica cómo ser un...

Investigación

LEER MÁS
Amor por la nutrición: Gisela Núñez Fritsche

Amor por la nutrición: Gisela Núñez Fritsche

Nancy Durán.Gastrónoma.   Gisela Núñez Fritsche es licenciada en Nutrición y tiene más de 30 años de experiencia. Hace menos de un año, en octubre de 2017, empezó a trabajar en el...

Investigación

LEER MÁS
Placeres muy dulces

Placeres muy dulces

Ximena García Vargas.Gastrónoma.    Y entonces los miras, quieres probarlos, pero la culpa te invade, sabes que con comer sólo uno no es suficiente, si bien dicen que poco dura el dulce...

Investigación

LEER MÁS
Desperdicio de alimentos antes de llegar a la mesa

Desperdicio de alimentos antes de llegar a la mesa

Nancy Durán.Gastrónoma.   Debemos dejar a un lado los criterios forma y tamaño para descartar alimentos. Este tipo de consideraciones sólo contribuyen a incrementar el desperdicio de comida, más cuando tenemos cifras...

Investigación

LEER MÁS
Confitería mexicana: dulce tentación

Confitería mexicana: dulce tentación

Jesús Guadalupe Martínez.Gastrónomo.   México se ha caracterizado por tener una gastronomía auténtica. Los procesos culturales por los actuales ha atravesado a lo largo de su historia, le ha permitido crear una perspectiva...

Investigación

LEER MÁS
¿Cómo catar una cerveza?

¿Cómo catar una cerveza?

Nancy Durán.Gastrónoma.   La cerveza obscura, clara y campechana, son bebidas amadas por la mayoría de las personas alrededor del mundo. Según Ricardo Muñoz Zurita en su diccionario gastronómico Larousse, la cerveza...

Investigación

LEER MÁS
El beber llama: la cerveza, estilos y variedades

El beber llama: la cerveza, estilos y variedades

Jesús Guadalupe Martínez.Gastrónomo.   Chela, cheve, caguama, birra, “unas frías” o como quieras llamarle. Su elaboración puede ser muy diversa, lo que permite adaptarse a cualquier paladar, desde los muy refinados hasta los...

Investigación

LEER MÁS
Tendencias de panadería en México y el mundo

Tendencias de panadería en México y el mundo

Jesús Guadalupe Martínez.Gastrónomo.   Al son de “Panadero con el pan, el panadero con el pan” en la película !Ay amor, cómo me has puesto! (1951) Tin Tán nos representa la vida de...

Investigación

LEER MÁS
Todo lo que debes saber sobre el aceite de oliva

Todo lo que debes saber sobre el aceite de oliva

Nancy Durán.Gastrónoma.   Respondemos cinco preguntas que todo amante de la gastronomía debe saber sobre uno de los ingredientes más antiguos y saludables de la humanidad: el aceite de oliva. ¿Qué es el...

Investigación

LEER MÁS
Chocolate: El regalo de los dioses en decadencia

Chocolate: El regalo de los dioses en decadencia

Jesús Guadalupe Martínez.Gastrónomo.   Probablemente se estén preguntando ¿Pero de qué habla este tipo, el chocolate mexicano es de gran calidad? Eso podría cuestionarse, sin embargo lo que no está en tela de...

Investigación

LEER MÁS
¿Cómo se vive México en el extranjero?

¿Cómo se vive México en el extranjero?

Regina González Juárez.Gastrónoma.   Me di a la tarea de buscar a personas que viven en el extranjero pero que son mexicanos; esto con el fin de saber cómo le hacen viviendo...

Investigación

LEER MÁS
Talento mexicano: Gabriela Ruíz

Talento mexicano: Gabriela Ruíz

Regina González Juárez. Gastrónoma.   Buenas tardes Gaby, muchas gracias por recibirme y otorgarme unos minutos de tu tiempo. Esta es una pequeña entrevista para la revista Claustronomía que es parte de la...

Investigación

LEER MÁS
El jitomate: una historia del odio al amor

El jitomate: una historia del odio al amor

Ximena García Vargas.Gastrónoma.   ¿A qué sabría una lasaña sin salsa pomodoro? ¿Un Bloody Caesar sin clamato? ¿Una pizza sin jitomate? El jitomate es tan común en nuestra vida diaria que pocas...

Investigación

LEER MÁS
La importancia de un buen servicio

La importancia de un buen servicio

Ximena García Vargas.Gastrónoma.    Hay momentos en la vida en la que uno va saliendo de un restaurante y le acompaña una extraña sensación de incomodidad, que nos pide a gritos no...

Investigación

LEER MÁS
Las especias, el enigma de Oriente

Las especias, el enigma de Oriente

Ximena García Vargas.Gastrónoma.    Cuando le piden a uno nombrar un producto de valor, generalmente nuestros pensamientos se desvían a cosas como el oro o los diamantes y es poco probable que...

Investigación

LEER MÁS